La importancia de dar tu máximo. Siempre

La importancia de dar tu máximo. Siempre

Desde Kiev, Ucrania,

Espero estés rompiendo todos tus parámetros en el espiral de mejoramiento continuo en el que te

 

encuentras, y en relación a eso, una recomendación para cuando te encuentres en tus peores momentos.

 

El caso de Pablo es fascinante. Pablo es un Crack. Pablo ha creado y liderado proyectos para su empresa que han representado millones de dólares en productividad, profit y ahorros, literal. La empresa tiene a Pablo en la mira como un líder de alto potencial e incluso le contrataron un Coach (super cool :) ) personal para potenciar sus habilidades de Liderazgo.

 

Pablo iba como avión con logros, metas y ascensos. Aprendió a comunicar sus proyectos muy bien, estudiaba mientras trabajaba, se auto-financiaba cursos, un papá amoroso, esposo cariñoso y un verdadero crack a quien ha sido un verdadero honor y privilegio Coachear.

 

Pablo se estaba preparando para un ascenso muy importante para él. Era el mejor entre sus pares y empresas competidoras. tenía visibilidad, network y llevaba años aportando con exitosos proyectos e ideas.

 

1,5 meses antes, la empresa puso a un nuevo Jefe de área (venía de la competencia) y de él dependía la decisión del ascenso que Pablo buscaba. Este nuevo jefe tenía fama de contratar "amigos" y devolver favores a través del poder que sus cargos le otorgan. Este nuevo Jefe no eligió a Pablo para el cargo. Y lo que es peor, eligió a Diego y Matías que venían de la empresa competidora de la que venía este jefe, con curriculum y track record muy inferiores al de Pablo.

 

Pablo estaba devastado. No podía creerlo.

 

¿Qué hago? se preguntaba Pablo. ¿Mando todo a volar?

 

La situación empeoró. Este jefe empezó a ser irrespetuoso con Pablo, haciendo ejercicio del poder de la vieja escuela: coercitivo y tiránico. Este momento del tiempo, fue uno muy malo para Pablo.

 

El rendimiento de Pablo empezó a bajar. Le costaba conectarse con su creatividad y su liderazgo. Este jefe hacía las cosas cada vez más difíciles, sacando su nombre de los proyectos, retando y desafiándolo en público, perjudicando su estelar carrera, sin reconocimiento alguno.

 

"Jorge, dile a Pablo que renuncie a esa empresa. No lo merece", podrías pensar. Pero ¿sabes qué? la empresa en la que trabaja Pablo es increíble. Una de las mejores y más grandes del mundo en su industria. Permanentemente buscando oportunidades de desarrollo y aprendizaje, ascensos, coaching, grados académicos. Si lo haces bien, la empresa te reconoce con bonos, educación, viajes, libertad y nuevos desafíos. Esta empresa es una de esas en la que puedes entrar siendo guardia y terminar siendo CEO, y la misma empresa te empuja a formarte en todo ese proceso para llegar a tu máximo. Esta empresa vio a Pablo crecer. Lamentablemente, incluso en los restaurantes de lujo, te toca pollo malo.

 

Pablo estaba en Parálisis. Llevaba unas semanas encerrado sin hablar mucho, resintiendo a su jefe, guardándose proyectos y rindiendo mal. Pablo no era Pablo, y justo en este momento, nos toca sesión de Coaching.

 

La conversa inicia con Pablo contándome todo lo anterior:

 

Jorge: ¿Y qué crees que vas a ganar haciendo esto?

 

Pablo: ¿cómo ganar?

 

Jorge: ¿Quién quieres que llegue a calmarte de esta pataleta que estás haciendo?

 

Pablo: No entiendo Jorge

 

Jorge: Lo que entiendo Pablo es que eres un Crack y todos lo saben. Te tropezaste con una pequeña piedra, que ambos sabemos que no va a durar mucho, ¿y vas a tirar a la basura todo lo que has construido en esta compañía? Cualquiera puede ser motivado, hacer proyectos y presentaciones lindas en los buenos momentos. SON LOS MOMENTOS DIFÍCILES los que muestran lo que de verdad llevamos dentro, de qué estamos hechos. Los verdaderos líderes lideran en su máxima en momentos de incertidumbre, cambio y dificultad: Apartheid en Sudáfrica, Derechos Civiles en USA, Revolución Francesa, Independencia, Revolución Industrial, Cambio Climático. No en periodos de Winnie de Pooh. Si empiezas a rendir mal por esto, te van a recordar como el pobrecito que se terminó yendo por que le tocó el Jefe malo¿Eso eres tu? o quieres que te recuerden como el Crack que incluso EN EL ROSTRO DE LA ADVERSIDAD Y LOS MOMENTOS MÁS DIFÍCILES, dio lo máximo y rindió mejor que nunca, nada lo detuvo, por que su compromiso con la excelencia es mucho más alto que cualquier tonto o problema que se ponga por delante. Y por siempre tener un trono reservado si decides volver a la compañía.

 

Pablo: emm.. bueno..

 

JorgeSi dejas que las acciones de una persona influyan en tu comportamiento, le estás dando el control de tu comportamiento a esa persona, eso es el alimento de todo matón. Si eres un crack, anda y demuéstralo, da tu máximo. Si la rompes en momentos difíciles, nadie te va a volver a poner en duda, eso hacen los cracks, eso vas a hacer tu. Y si decides irte, todos te recordarán como el Astro que perdieron por malas decisiones.

 

Pablo: Me gusta como suena eso

 

Jorge: Solo una cosa más. Sea cual sea la decisión que tomes, permite a la empresa saber lo que está pasando. La empresa en la que estás es increíble y están ahí para ayudarte, pero nadie puede ayudarte si no les permites hacerlo. Si vas a un restaurant y comes un pollo malo, pagas la cuenta y te vas, vas a resentir a ese restaurant y vas a hablar mal de él. Probablemente el restaurant tiene todo dispuesto ahí para darte la mejor experiencia y si tu no les dices que el pollo está malo, ellos no pueden saber, no pueden cambiar a su proveedor de pollos, no pueden disculparse, ni enmendar el problema, no les permites ser su máxima para ti, lo mismo con tu empresa. Una lección que aprendí comiendo pollo malo.

 

Pablo: Lo haré

 

Jorge: Listo. Entonces, dime cuáles van a ser tus siguientes pasos y luego preparamos la estrategia para dar vuelta a ese jefe.

 

-Si estás pasando por esto repasa el capitulo de Pro-actividad de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. La filosofía de la pro-actividad es fascinante y muy malentendida-

 

No permitas que el mundo te influya para mal, Tus batallas ya no son a caballo y con lanza en mano, son estos momentos los que te definen y siempre puedes elegir dar el máximo. En el trabajo, en tus relaciones y en tu vida. El/la único que pierde con tu mal rendimiento eres tu. Tu auto estima, tu auto- imagen, tu sentimiento dominante diario...

Campeón o Campeona, Da el máximo siempre. Deslumbra al mundo. . Prepárate y que todos queden sin aliento del nivel de rendimiento que viene contigo, incluso en los momentos más difíciles. No te guardes nada. Dalo todo. Siempre.

 

Experimenta lo que se siente liderar en la cúspide de la dificultad y serás IMPARABLE.

 

Ahora.. Cuéntame ¿cuál es tu siguiente paso?

 

Por tu grandeza.

 

Los mejores deseos y que la fuerza esté contigo,

 

Jorge de SpeakerCoach.

Please reload

Entradas destacadas

La clave sobre el miedo a hablar en público. Aquí va...

August 16, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon

SpeakerCoach, todos los derechos reservados © 2019.

Contacto@speakercoach.cl

 

HQ Santiago

Apoquindo 2930

Las Condes, Santiago de Chile.

      +56 9 8264 8656

5ae21cc526c97415d3213554.png
Speaker Coach oratoria y liderazgo
  • SpeakerCoach - Youtube
  • Facebook Speaker Coach
  • LinkedIn Speaker Coach
  • Instagram Speaker Coach

¿Te gustaría recibir Speaker Tips?