Cuántos Kilos extra llevas contigo?


Todos llevamos kilos demás... y no me refiero a nuestro peso corporal (Aunque definitivamente tengo que deshacerme de los míos).


Cuando nos subimos a un avión, entregamos nuestro equipaje al amable personal de aerolínea para subirlo a la balanza y ser guardado en la bodega. 23 kilos es el tope en la mayoría de las aerolíneas. Si tu maleta pesa más, sabes que tendrás problemas y quedará a criterio de quien te toque si te deja pasar esos kilos extra "por esta vez". No siempre contamos con las balanzas de mano para saber por adelantado cuánto pesa nuestro equipaje exactamente, pero sabemos que algo no está bien cuando la sentimos demasiado pesada. Aún así, elegimos ignorarlo y aventurarnos a llegar con los kilos extra.

¿No te parece esta una increíble lección sobre la vida?

Todas las experiencias que tenemos en nuestra vida nos van enseñando, marcando y predisponiendo a la forma de enfrentar ciertas situaciones en el futuro. Haber tenido un jefe pésimo nos hará más cautos a la hora de elegir nuestro próximo trabajo y posiblemente menos tolerantes ante la posibilidad de sentirnos pasados a llevar. Un despido imprevisto nos hará menos "incondicionales" a la hora de elegir quedarnos o tomar una mejor oportunidad en nuestros próximos trabajos. Una enfermedad grave nos hace valorar más estar sanos y agradecerlo a cada segundo. Una infidelidad nos hace más desconfiados, inseguros y precavidos con nuestra próxima pareja. La depresión nos hace encantarnos con la paz. Estas experiencias que te predisponen en tu forma de actuar les llamamos -equipaje-.

Mi pregunta para ti es qué tan consciente eres de los kilos que llevas contigo y el equipaje que aportas en tus relaciones laborales, personales y profesional