La gran Paradoja de Liderar

¿Qué podemos aprender de lo ocurrido en Chile?


Las películas y los videos motivacionales han vuelto al ejercicio del Liderazgo algo parecido a un discurso, y por eso tanta gente quiere ser "Motivador", pero pocas cosas son más alejadas de la realidad. Hablar bonito con entrenamiento y práctica es fácil, lo digo de primera fuente, pero eso no te transforma en un líder.


Hace poco estuve en un programa de entrenamiento que utilizaba métodos militares para llevarte al límite: Frío, Hambre, Sueño, Cansancio Físico, Mental y Emocional. Nos tocó realizar una misión que la mayoría de los alumnos pudo superar con algún grado de facilidad. Para avanzar en el programa había que cumplir esa tarea. Uno de los alumnos no pudo, tocó fondo y canalizó esa molestia mandando al seminario a volar y decidió irse. Todos nos sorprendimos con su reacción, ya que para la mayoría fue fácil, y lo juzgamos como grupo: débil, mediocre, incompetente, inoperante, falta de garra, perseverancia, visión. compañerismo, etc..


Él fue el primero en caer. Después, a todos nos tocó misiones que desafiaron nuestro músculo mental y emocional. Fuimos cayendo uno a uno. Ya nadie juzgaba. Todos sabían que podían ser el próximo.