Timidez, la Batalla más Grande de mi Vida

La timidez fue la batalla de mi vida:


Esta foto refleja gran parte de mi infancia y juventud. En un curso de 30 alumnos en el colegio, sentado solo, en silencio y mirando hacia abajo, y no porque quisiera.

No poder interactuar con el mundo a mi alrededor se sintió como una camisa de fuerza tortuosa de vestir. Aunque tenía preguntas, se me ocurrían ideas y quería participar, no me atrevía a hablar, por miedo y timidez. Lo odié. Perdí tanto tiempo en mi cabeza peleando conmigo mismo sobre si hablar o no, si debía decirlo o no.


Aunque mis notas fueran malas, aunque me preguntaran y no respondiera, tuve la suerte de haberme cruzado con mentores, profesores, cursos y una familia llena de amor que creyó en mi, me animó, sin dudar, sin titubear, a que podría lograr lo que yo quisiera, aunque toda la evidencia apuntase a lo contrario. No fue fácil. Fueron años de eternas peleas internas.


Sé que en el mundo hay más gente peleando con el mismo monstruo que me tocó a mi, y que todos los días se sienten mal como yo me sentí, por no haber dicho o hecho lo que realmente querían.